Los pueblos esperan con ansiedad que les toque al menos la ”pedrea” del PERTE agroalimentario

Pedro Sánchez presenta en la feria del vino de Ciudad Real el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del sector agroalimentario, con 1.800 millones de euros en inversión pública.
0
264

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez y la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Moran, y el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presentado hoy en Ciudad Real el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del sector agroalimentario.

El acto se ha celebrado en la Feria Nacional del Vino FENAVIN, en el Pabellón Ferial de Ciudad Real, con la asistencia de representantes de instituciones y organizaciones de todos los eslabones de la cadena alimentaria, que tienen puestas grandes esperanzas en la “lluvia” de millones de euros, con financiación de la Unión Europea, que se contemplan en esta iniciativa.

“Este Proyecto Estratégico Agroalimentario es y será esencial para la recuperación y la modernización de nuestro país”, ha afirmado Pedro Sánchez, que ha anunciado un incremento de 800 millones de euros adicionales sobre lo inicialmente previsto, para la transformación de la industria agroalimentaria y la mejora de la gestión del agua y la modernización de los regadíos, elevándose la cifra global hasta 1.800 millones de euros. El Gobierno estima que esta inversión pública generará un impacto de más de 3.000 millones de euros en la economía y permitirá crear 15.000 empleos en el sector.

«España está orgullosa de su campo, de su agricultura, de su ganadería y de su pesca -ha destacado Pedro Sánchez-; y este gobierno apoya al campo español, con hechos reales y con presupuestos reales”.

El presidente del Gobierno ha puesto en valor, además de este PERTE y los fondos del Plan de Recuperación, medidas aprobadas, impulsadas y acordadas por el Gobierno como la PAC, la Ley de Cadena Alimentaria, las ayudas directas del Plan de Respuesta a la guerra, la rebaja de impuestos a la energía o la bonificación de combustibles.

Los tres ejes del PERTE

Las medidas transformadoras del PERTE Agroalimentario se estructuran en tres ejes: El fortalecimiento industrial del sector agroalimentario, con 400 millones de euros de financiación destinados a la mejora de la competitividad, la sostenibilidad y la trazabilidad y seguridad alimentarias; más de 454 millones de euros para avanzar en el proceso de digitalización de toda la cadena agroalimentaria; y más de 148 millones de euros para fortalecer la investigación en el ámbito agroalimentario, para aumentar la capacidad productiva y la competitividad.

Un volumen muy importante de recursos que los pueblos de toda España, donde está el origen y la primera transformación de los productos agroalimentarios, esperan ver reflejados en mejoras reales en su capacidad de generar riqueza y empleo, contribuyendo así a fijar población en aquellos pueblos que aun la mantienen, recuperarla en aquellas zonas más afectadas por el despoblamiento en las últimas décadas y contribuir al tan cacareado objetivo del reto demográfico.

Un escenario en el que los pueblos se apoyan en la gran vertebración de organizaciones locales -de agricultores y ganaderos, pequeña industria transformadora, cooperativas…- para evitar que todos los recursos públicos se concentren en exclusiva en las grandes corporaciones de la industria alimentaria.

Deja aquí tu comentario