Huellas en la Tierra: la serie que demuestra el potencial de los pueblos en Aragón

Amazon Prime estrena la segunda temporada de esta serie documental que tiene como protagonistas a emprendedores rurales de Aragón.
0
753
Cartel de Huellas en la Tierra

La segunda temporada de la serie documental Huellas en la Tierra se encuentra ya disponible en Prime Video. En ella, los periodistas Marta Fernández y Pablo Maderuelo recorren Aragón para conocer 40 historias inspiradoras que son un ejemplo del potencial del medio rural aragonés.

Los cinco episodios analizan la situación derivada del cambio climático en los Pirineos, el potencial del consumo de proximidad, el proceso de transición energética en Andorra (Teruel), la movilidad en zonas de baja densidad de población o las posibilidades de futuro que supone el empleo verde en la comunidad.

La serie se estrenó el 1 de junio en el cine club de Ainzón (Zaragoza), un cine con más de 70 años de historia que se mantiene gracias a la implicación y contribución de los vecinos de la localidad. Tras su estreno, ha llevado a cabo un recorrido que le ha llevado hasta Biota (Zaragoza), Boltaña (Huesca), Madrid, Andorra (Teruel), Teruel capital, Mora de Rubielos y Biescas, donde el pasado viernes se cerró este ciclo de proyecciones al inicio de su Semana Cultural.

En el primer episodio, Marta y Pablo analizan las consecuencias del cambio climático en los Pirineos con Eva García-Balaguer, responsable de coordinación del Observatorio Pirenaico del Cambio Climático, que también les acompaña a la finca experimental La Garcipollera, donde el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) lleva a cabo estudios en agricultura y ganadería de montaña. Allí, conocen a Alberto Bernúes, director de investigación, Javier Ferrer e Isabel Casasús, responsables del proyecto, y a Pilar Errea, responsable de los frutales en altura.

A continuación, Sergio García, gerente de la reserva de la biosfera Ordesa Viñamala, les acompaña a conocer dos proyectos que están dando respuesta a esta realidad en la zona: los vinos en altura de Bal Minuta y el Centro Ecuestre El Betato, donde conocen a Ernest Guash e Isabel Ortega respectivamente. Finalmente, Nita Macía, responsable del clúster de turismo sostenible de Aragón, y Mireia Cabrero y su compañero Ferrán, responsables de la casa rural Ochardinet d’a Formiga, narran cómo se está adaptando el sector a las circunstancias derivadas del cambio climático.

El segundo episodio está rodado íntegramente en la comarca de las Cinco Villas, en la provincia de Zaragoza. La coordinadora del proyecto ‘Pon Aragón en tu mesa’, Rosa Rived, acompaña a Marta y Pablo a hacer una compra de productos ‘kilómetro cero’ sin salir de la comarca. Visitan Castejón de Valdejasa, donde conocen a Ignacio y Alberto Sancho, que les muestran sus productos escabechados. Pasan por Ejea de los Caballeros donde Kiro y Tony les muestran su tienda de productos de proximidad.

Se desplazan a Sádaba y conocen a Adrián, que les enseña cómo trabajan la harina en Molino Ecotambo. Y finalmente, en Biota, visitan a Isabel Fernández, de Huevos Camperos Valdelobos y a Enrique Lafita, de Biotternera, que les habla de su carne. Tras hacer la compra en la comarca, Marta y Pablo preparan una cena basada en productos ‘kilómetro cero’ para el resto del equipo y cenan en la casa rural Las Cuadrinas, en Biota, cuya responsable, Ana Anabía, les cuenta la historia que hay detrás del alojamiento.

Andorra, pionera en transición justa

En el tercer episodio, Marta y Pablo reúnen en la misma sala a cinco de las personas involucradas en el proceso de transición justa que está comenzando en la localidad turolense de Andorra. Tras el cierre de la central térmica, se desarrolla un proyecto pionero gestado durante alrededor de dos años que implica a una treintena de entidades públicas, privadas y de carácter social en el impulso de la zona a partir de la energía renovable.

Alejo Galve, ex minero y concejal del Ayuntamiento hasta junio de 2023; Ramón White, responsable del proyecto; Pedro Bello, alcalde de La Puebla de Híjar; Carmen Quintanilla, presidenta de Afammer; y José Alfredo Martín, cofundador de Apadrina un Olivo conversan conjuntamente desde la localidad sobre el pasado, presente y futuro de Andorra.

En el cuarto episodio, Marta y Pablo recorren las tres provincias de Aragón para identificar diferentes proyectos que se están llevando a cabo para mejorar la movilidad ante la baja densidad de población de algunas zonas de la comunidad. Se desplazan hasta Barbastro, para conocer el transporte social colectivo de la Comarca del Somontano. Acompañan a Griselda, su conductora, y a Ángela, una de las usuarias, en su trayecto desde el centro de día hasta su domicilio, en uno de los pueblos de la comarca.

Además, Hugo Arquímedes les cuenta el proyecto piloto que han llevado a cabo en Mora de Rubielos (Teruel) mediante la introducción de un coche eléctrico para que los vecinos se desplazasen por la comarca, así como su intención de impulsar un sistema de bicicletas compartidas. Y sobre dos ruedas termina este episodio, en el que Jorge Elía, del Consorcio de Transportes de Zaragoza, presenta la ‘Ciclorez’, red de caminos saludables del entorno de Zaragoza, que permite conectar los pueblos del alfoz e incluso estos núcleos con algunos polígonos industriales.

Finalmente, en el quinto episodio, Marta y Pablo analizan el potencial del empleo verde en Aragón. En primer lugar, se adentran en las instalaciones del Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel, en el que María Marín les muestra un banco de semillas autóctonas.

A continuación, Ricardo Buil les acompaña a conocer el proyecto Guara.bio, un proyecto que busca recuperar un despoblado, los sistemas de labor tradicionales y la diversidad biológica en las inmediaciones del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, en la provincia de Huesca.

Finalmente, Marta y Pablo asisten, en compañía de Roberto Serrano, impulsor de la Escuela de Pastores de San Juan de Plan (Huesca), a una clase práctica con ovejas y conocen a Asunción, una de las profesoras, y a Ana y Andrés, dos de los alumnos.

Los comentarios están cerrados.