Las cifras de la desigualdad en el medio rural

Las mujeres rurales denuncian, con cifras, que la igualdad aún queda muy lejos de los pueblos.
0
434
Semillas de igualdad, una campaña de Fademur.

El medio rural español es un entorno masculinizado en el que imperan el machismo y la desigualdad. Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres, el próximo 8 de marzo, organizaciones como Fademur y Ceres han difundido algunas de las cifras de la desigualdad en el medio rural en España.

Las cifras de la desigualdad entre hombres y mujeres en el medio rural

  1. En el medio rural, más del 80% de las mujeres hablan de la existencia de machismo generalizado en su entorno.
  2. El 50,7% del total de mujeres rurales entre 20 y 65 años están en situación de desempleo (12,3%) o en situación de inactividad laboral (38,4%).
  3. Apenas 3 de cada 10 euros de la PAC se destinan a explotaciones dirigidas por mujeres.
  4. Solo 756 explotaciones agrarias, de las más de 900.000 existentes en España, tienen titularidad compartida, menos del 1% de las mismas.
  5. Apenas el 26% de los jefes de explotaciones agrarias son mujeres.
  6. Sólo el 27,5% de las ayudas directas es percibido por mujeres y el 26,34% de las ayudas de Desarrollo Rural
  7. Un 13,4% de las zonas rurales todavía no tiene cobertura de banda ancha de igual o más de 30 Mbps, y un 49,8% de igual o más de 100 Mbps, lastrando las posibilidades de las habitantes de los pueblos, tanto mujeres como hombres.
  8. Un 72,9% de las víctimas que viven en municipios de menos de 2.000 habitantes no denuncia los malos tratos.

Los datos demuestran, para la organización de mujeres rurales Fademur, las dificultades de acceso al mercado de trabajo para las mujeres. También denuncian menos recursos para las víctimas de violencia de género, mayor sobrecarga de cuidados, menor participación en la toma de decisiones o impedimentos para acceder a las nuevas tecnologías.

En el caso del acceso a las ayudas europeas a la agricultura y la ganadería, COAG y Ceres denuncian que son ayudas diseñadas desde un punto de vista masculino, en el cual se establece como explotación “tipo” perceptora de ayudas un modelo que se adapta a la mayoría de las explotaciones cuyo titular es un hombre. Según Ceres, las mujeres preservan más derechos en la llamada agricultura “de azada” (cultivos hortofrutícolas permanentes y ganadería), que en la agricultura “de arado”, principalmente de secano de cereal.

Este sesgo de género en las explotaciones agrarias y ganaderas es el reflejo de la “jornada reducida” a la que se ven abocadas muchas mujeres que trabajan por cuenta ajena. La reproducción de los estereotipos de género que se imponen a las mujeres en el ámbito familiar y social no permite, en muchos casos, que las mujeres del campo puedan dedicarse a explotaciones con mayor superficie.

Protesta virtual por el 8 de marzo

Las mujeres rurales tratarán de mostrar su lucha por la igualdad este 8 de marzo, adaptando sus demandas a las restricciones por la pandemia. Fademur ha lanzado un “semillero virtual” en internet en el que recogen firmas de apoyo en forma de semillas: “Es nuestra forma de visibilizar que la lucha feminista rural brota por doquier”. Horas después de que la semilla sea “plantada”, ésta brota en un mapa mostrando la localidad desde la que ha firmado la persona y sus motivos para hacerlo.

COAG y CERES han instado al Gobierno español a firmar la Declaración de los Derechos Campesinos de la ONU, ya que en el momento de la votación España se abstuvo. La firma supone apoyar las premisas de la declaración de la ONU donde se reconoce que los Estados deben apoyar a colectivos vulnerables como el de las mujeres rurales.

Deja aquí tu comentario