Convocan para septiembre la primera huelga mundial por el clima

En defensa de un planeta vivo y de un mundo justo. Más de cien organizaciones y colectivos en España llaman a secundar la primera Huelga Mundial por el Clima.
0
277
Sequía en Indonesia.

La sociedad civil sigue organizándose y reclamando políticas que frenen el calentamiento global. Para ello siguen organizando acciones de protesta y concienciación. A los ‘Viernes por el futuro’ se suma ahora una Huelga Mundial por el Clima, que tendrá lugar el próximo 27 de septiembre.

Más de cien organizaciones españolas han suscrito un manifiesto y se han sumado a esta convocatoria internacional. Su exigencia es clara: quieren “un nuevo modelo socioecológico que no comprometa la supervivencia de la vida tal y como la conocemos”.

La emergencia climática obliga a actuar

Los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad del IPBES, que señalan que cerca de un millón de especies entre animales y plantas se encuentran al borde de la extinción, o el informe del IPCC sobre el incremento de la temperatura media global en 1,5 ºC, alertan del deterioro de un gran número de ecosistemas, así como del «punto de no retorno» frente al cambio climático en el que se encuentra el planeta Tierra.

La crisis climática es uno de los mayores retos que aborda la humanidad, han asegurado los convocantes. Una crisis que es consecuencia, en su opinión, del modelo de producción y consumo actuales.

«No responder con suficiente rapidez y contundencia a la emergencia climática supondría la muerte y el malvivir de millones de personas, además de la extinción de muchas especies e, incluso, de ecosistemas completos», han advertido.

El tiempo juega en contra del planeta

La región mediterránea es una de las más vulnerables ante el cambio climático. Si no se limita el incremento de la temperatura media global en 1,5 ºC, las consecuencias serán «catastróficas», advierten los expertos: olas de calor más intensas y prolongadas, sequías recurrentes, desertificación, aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, pérdida de biodiversidad, falta de disponibilidad de agua potable y tierras fértiles, incendios más virulentos, empobrecimiento y aumento de las desigualdades.

Los convocantes de la huelga mundial por el clima instan a las instituciones a «asumir su responsabilidad». «La lucha contra la emergencia climática no puede supeditarse a una ideología, debe ser asumida por todos los partidos», han señalado en un comunicado.

La huelga tomará diversas formas y acciones como manifestaciones, huelgas estudiantiles y de consumo, cierres patronales de entidades comprometidas, movilizaciones en los centros de trabajo y en las calles… Todo ello con el objetivo de lanzar «un gran grito común y unitario en la lucha climática».

Deja aquí tu comentario