El viaje de Lidl del ‘preciobajismo’ a los precios justos en solo un año

En solo un año, Lidl ha pasado de fomentar el ‘preciobajismo’ a acordar con UPA y Migasa un precio justo para el olivar tradicional.
0
655
Presentación del nuevo AOVE de olivar tradicional de UPA, Lidl y Migasa, ayer en un centro Lidl en Madrid. De izqda. a dcha., Claus Grande, director general de Lidl España, Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y Lorenzo Ramos, secretario general de UPA.

El gigante de la distribución Lidl, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y el Grupo Migasa han llegado a un acuerdo para lanzar una nueva gama de aceites de oliva virgen extra provenientes de olivar tradicional, que remunerará a los productores con 2,60 euros por cada kg. de aceite. El acuerdo abarcará una producción de 1,5 millones de botellas.

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, Lorenzo Ramos, ha calificado el lanzamiento de esta gama de productos como “un hito y un punto de inflexión” en las relaciones entre los productores y la distribución. Los nuevos aceites, que se pondrán a la venta el próximo jueves, garantizan la retribución justa de los agricultores y aseguran la rentabilidad de sus explotaciones agrarias certificadas como olivar tradicional. El acuerdo fija un precio mínimo por kilo de aceite de 2,60 euros/kg. que recibirá el agricultor y que en ningún caso será inferior, a pesar de que el precio en el mercado pueda estar por debajo, según anunciaron ayer los promotores en rueda de prensa online.

Desde UPA han recordado las históricas manifestaciones que los olivareros comenzaron a celebrar hace ahora dos años, exigiendo respeto y precios justos: “El clamor que recorrió las calles –que algunos llamaron el “Espíritu de las Batallas”, en alusión a la plaza jienense que acogió las primeras concentraciones-ha sido escuchado. El lanzamiento de este aceite es prueba de ello”, aseguran los agricultores.

Un proyecto a largo plazo

El responsable de Olivar de UPA y secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, ha explicado que este es un proyecto “a largo plazo”, que busca “dotar a los olivareros de la estabilidad que llevan demasiado tiempo careciendo”. Lejos de ser una promoción puntual o una campaña de imagen, esta iniciativa pretender sentar las bases de unas nuevas relaciones entre la producción y la industria, “basadas en el respeto y el equilibrio”.

La presencia ayer junto al máximo responsable de Lidl en España y de UPA, del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, supone un espaldarazo a las buenas prácticas de la distribución frente a las resistencias a los cambios en la Ley de la cadena alimentaria que algunos siguen propugnando, en especial las cooperativas agro-alimentarias.

El director general de Lidl España, Claus Grande, recordó iniciativas como la eliminación de los huevos de gallinas enjauladas o el lanzamiento de su leche fresca con certificado de pastoreo y bienestar animal. “Ser la primera cadena española en asumir este compromiso social nos hace avanzar en nuestro objetivo de ser un supermercado cada vez más sostenible”, explicó.

La nueva gama de AOVE de Olivar Tradicional de Lidl

Bajo la denominación AOVE de Olivar Tradicional, la cadena de supermercados comercializará una selección de aceites de tres variedades: Picual (500ml), Hojiblanca (500ml) y Coupage (750ml). La característica principal de este producto es que la aceituna empleada es recolectada y seleccionada esencialmente con técnicas tradicionales, y posteriormente procesada en una almazara, donde se prensa para extraer el aceite.

Páginas del folleto de Lidl en las que se hace referencia a los nuevos aceites.
Páginas del folleto de Lidl en las que se hace referencia a los nuevos aceites.

Frente a sistemas más modernos tecnológicamente, como el olivar superintensivo, pero más insostenibles a nivel medioambiental y menos necesitados de mano de obra, la apuesta por un olivar tradicional, con mayores costes, pero mayor responsabilidad social y mayor calidad de producto, destaca como una apuesta estratégica de Lidl no exenta de importancia.

Lidl es uno de los mayores compradores de aceite de oliva español. En los tres últimos años, la cadena de supermercados compró 83 millones de litros de aceite de oliva de origen nacional, de los cuales un 82,2% corresponden a Aceite de Oliva Virgen Extra y un 5,5% a Aceite de Oliva Virgen. La cadena de supermercados comercializa una parte de este volumen en España y el resto lo exporta a los más de 30 países donde tiene presencia, promoviendo así su internacionalización.

Nuestro país es el primer productor de aceite de oliva, con cerca de la mitad de la producción mundial (47%), que alcanza alrededor de 1,35 millones de toneladas anuales de promedio. Más de un 60% se destina a la exportación. De hecho, el aceite de oliva es el tercer producto agroalimentario más exportado de nuestro país, con un 10% de las ventas totales de nuestra agroindustria (Fuente: Aceites de Oliva de España www.aceitesdeolivadeespana.com).

El olivar tradicional supone en torno al 70% de la superficie de olivar cultivado en España, alrededor de 1,7 millones de hectáreas, de las cuales dependen más de 250.000 familias españolas, concentradas mayormente en zonas rurales de Andalucía (70%), Castilla-La Mancha (12%) y Extremadura (10%). Estos olivares ofrecen un aceite de una singularidad excepcional y forman parte del patrimonio histórico y cultural de nuestro país.

Con este nuevo aceite, Lidl envía un mensaje claro al medio rural, al sector agrario y a sus competidores de la gran distribución, al apostar por un producto que destaca por valores como la sostenibilidad y la responsabilidad social. Se marca una pauta que probablemente otras cadenas se verán tentadas a seguir, sobre todo si los consumidores acogen con agrado estos nuevos aceites.

Imagen destacada: Presentación del nuevo AOVE de olivar tradicional de UPA, Lidl y Migasa, ayer en un centro Lidl en Madrid. De izqda. a dcha., Claus Grande, director general de Lidl España, Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y Lorenzo Ramos, secretario general de UPA.

Deja aquí tu comentario