Ya es posible detectar incendios con inteligencia artificial

Una empresa portuguesa e IBM lanzan un software que permite detectar incendios prácticamente en tiempo real, llegando incluso a predecirlos antes de que ocurran.
0
329
Bee2Fire

Los incendios forestales son frecuentes en toda la Península Ibérica. En España, de media, durante los últimos diez años se han quemado anualmente 28.000 hectáreas. Su impacto social, económico y natural es enorme. La tecnología puede –y debe- jugar un papel clave para mejorar la respuesta y gestión de los incendios. 

Bee2FireDetection es una solución de la empresa portuguesa Compta que, incorporando Watson, un sistema de inteligencia artificial de IBM, permite detectar y combatir los incendios de una manera mucho más rápida y ágil. Además, esta herramienta puede incluso calcular la probabilidad de que se produzca un incendio, antes de que se llegue a producir.

Bee2FireDetection utiliza técnicas de inteligencia artificial, espectrómetros, diferentes cámaras digitales de videovigilancia y termografía (una técnica que permite analizar temperaturas a distancia) para detectar incendios forestales a distancias de hasta 15 km. Las imágenes recopiladas se analizan con IBM Watson Visual Recognition utilizando diferentes algoritmos de deep learning, para permitir que el sistema pueda detectar cualquier indicio de incendio, como podría ser una columna de humo, un aumento de temperatura o un cambio de luz, y dar la alerta, prácticamente en tiempo real.

Calcular el grado de riesgo de incendio

Este pionero sistema también puede calcular el nivel de riesgo de incendio de manera muy efectiva, combinando Watson con una serie de datos meteorológicos y ambientales del terreno, como la humedad relativa, la dirección del viento o la temperatura. Toda esta información se obtiene de estaciones meteorológicas locales y datos de The Weather Company de IBM.

Recopilando y analizando esta gran cantidad de datos, Bee2FireDetection puede proporcionar un pronóstico muy preciso sobre la probabilidad de que ocurra un incendio, antes de que ocurra.

Conocer este índice de riesgo permite que se pueda establecer un nivel de alerta adecuado, y que los equipos de lucha contra incendios puedan estar preparados para actuar a tiempo. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en España este año ya se han quemado casi 40.000 hectáreas, un tercio más que el promedio desde 2009. A nivel europeo, junio de 2019 ha sido el mes de junio más caluroso desde que se tienen registros. Una situación que facilita la aparición y propagación de incendios.

El tiempo de reacción, la clave para frenar un incendio

Bee2FireDetection puede ser una herramienta muy útil para luchar contra estos incendios con agilidad y eficacia. “En un incendio, el tiempo de reacción es muy importante para poder reducir al máximo sus consecuencias. Utilizando la inteligencia artificial, Bee2FireDetection permite detectar un incendio y reaccionar de una manera más rápida. Reducir el tiempo de reacción al fuego puede ser de gran ayuda para poder controlarlo en sus primeras fases y reducir su impacto”, ha comentado Vasco Correia, director de International Business de Compta.

Además, la implementación de Bee2FireDetection no requiere de un hardware especial; únicamente necesita un sistema de cámaras HD y ordenadores.

La inteligencia artificial de IBM también permite que Bee2FireDetection pueda ser una herramienta muy útil en aquellos casos en los que un incendio ya está activo. Aprovechando las capacidades de Watson y el análisis de los diferentes datos meteorológicos y ambientales, Bee2FireDetection pueda estimar cómo va a evolucionar el fuego sobre el terreno. El sistema puede calcular, por ejemplo, la velocidad y la dirección que podrían tomar las llamas. Contar con esta información tan valiosa y detallada puede servir para que bomberos y otros cuerpos de protección civil planifiquen el control del incendio de una manera muy ágil y eficiente.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en España entre el 1 de enero y el pasado 16 de junio, se han producido un total de 6.220 incendios forestales, casi 4.000 más que en 2018.

La llegada de esta nueva solución puede ayudar a hacer frente a esta situación, y ser especialmente útil en aquellas comunidades en las que la alerta de incendio suele ser más elevada, como Andalucía, Galicia, Cataluña, Asturias, Extremadura o Castilla-La Mancha.

Deja aquí tu comentario