UPA reparte arándanos para acabar con la especulación

0
152
Reparto de arándanos organizado por UPA en Huelva el 13 de mayo de 2019.

Los agricultores perciben un 689% menos de lo que pagan los consumidores.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos organizó ayer en Huelva un reparto de arándanos para exigir el fin de la especulación con este producto.

Agricultores, consumidores, medios de comunicación, representantes de UPA y alcaldes de municipios de las zonas productoras de frutos rojos se dieron cita bajo los lemas “No sobran arándanos, sobran especuladores” y “Sin precios justos para todos, no hay futuro en el campo”.

Los organizadores han repartido 2.000 tarrinas de este fruto rojo para protestar por el bajo precio que perciben, que se estima en torno a los 2,66 euros/kg. Frente a esto, los consumidores llegan a pagar en los puntos de venta precios en torno a los 19-21 €/Kg, lo cual supone un incremento de hasta un 689%.

Huelva, líderes en producción y víctimas de especulación

La provincia de Huelva lidera la superficie de plantación de arándanos nacional, con 3.059 hectáreas en la campaña 2019, lo que supone un crecimiento de 3,50% frente a la campaña pasada.

Sin embargo, este auge del cultivo está en peligro debido a la especulación de precios de los intermediarios, que cobran un alto precio de venta a los consumidores mientras imponen precios por debajo de coste a los agricultores.

En datos del observatorio precios y mercados de la Junta de Andalucía, durante la semana 18 (del 29 de abril al 5 de mayo) el precio en origen continúa descendiendo, siendo más de un 7% inferior al de la semana anterior.

Teniendo en cuenta que el coste de producción se sitúa en torno a los 4€/Kg, el agricultor recibe actualmente 1,34€/Kg menos de lo que necesita para cubrir costes.

¿Qué proponen los agricultores?

  • Medidas urgentes que eviten los abusos al productor y al consumidor, con precios justos y estables para todos los eslabones implicados y que permitan a los agricultores vivir dignamente y a los consumidores poder acceder a un producto como el arándano con precios asequibles.
  • Modificar la Ley de cadena alimentaria para prohibir y sancionar aquellas prácticas que destruyan el valor de un producto a lo largo de la cadena.
  • Trabajar por una mayor unidad y concentración de la oferta por parte del sector productor para optimizar la capacidad de negociación.
  • Establecimiento de contratos entre productores e industria que permitan fijar precios mínimos ligados a costes de producción.

Deja aquí tu comentario