UPA reclama una Ley de la agricultura familiar

En España más de dos millones de personas viven directamente de la agricultura y ganadería familiar. Los pequeños agricultores esperan desde hace ya cinco años una Ley que les proteja.
0
170
Dos generaciones de ganaderos de caprino, en la localidad de El Barraco

“Una ley para protegernos a todos y a todas”, es la demanda que ha lanzado la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos al próximo Gobierno de España. “El peligro de desaparición de la agricultura y ganadería familiar es real”, han asegurado.

La organización, que participa desde estos días en el lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar, ha «puesto deberes» a los nuevos Ejecutivos que se conformen en España y en Europa en las próximas semanas: “la agricultura y la ganadería familiar debe ser apoyada con medidas de protección”, que debe materializarse, según esta organización, en una Ley de la agricultura familiar.

UPA pide un gran pacto por la agricultura familiar

UPA ha reclamado a las fuerzas políticas españolas y europeas que alcancen “un gran pacto” para fomentar un modelo que aporta “enormes beneficios” a la sociedad pero que está “indefenso ante grandes peligros que dificultan su supervivencia”.

Alrededor del 90% de las explotaciones en Europa son familiares, es decir, la fuerza de trabajo principal son el titular y sus familiares, aunque también crean empleo en momentos de especial carga de trabajo. Según estimaciones de UPA –no existen cifras nacionales de lo que representa la agricultura familiar- más de dos millones de personas viven directamente de la producción familiar de alimentos; 930.000 hogares se dedican a la actividad agraria; el 94% del cerca de un millón de explotaciones tienen como titular a una persona física, empleando al 77% de las Unidades de Trabajo Año (UTA) y produciendo el 63% de la Producción Estándar Total (PET).

Para UPA, el modelo familiar de producción de alimentos es el más sostenible para el medio ambiente, el que produce alimentos de mayor calidad y variedad y el que mantiene vivos los pueblos y lucha contra el despoblamiento.

Agricultura familiar o…

Frente a la agricultura familiar, los modelos agroindustriales se están postulando como sistemas que “determinados poderes quieren imponer en el futuro”. Figuras como las macrogranjas o los enormes latifundios monocultivo son las alternativas a las explotaciones familiares de pequeño o mediano tamaño gestionadas por sus propietarios. “Es el momento de que la sociedad europea apueste por el modelo que quiere para el futuro”, han sentenciado desde UPA.

Los pequeños agricultores reclaman al futuro Gobierno de Pedro Sánchez que España sea “la punta de lanza” de defensa de la agricultura familiar en Europa. “Sólo fomentando el relevo generacional, fortaleciendo la posición del eslabón productor en la cadena agroalimentaria y apoyando a las mujeres agricultoras y ganaderas para que salgan de la desigualdad podremos hacer frente a los retos que tenemos por delante”, han concluido.

Deja aquí tu comentario