Un informe sitúa a España a la cola de Europa en seguridad alimentaria

Un índice de The Economist y Corteva coloca a España muy lejos del top mundial en seguridad alimentaria.
0
309
Comensales degustan carne de ternera en un restaurante, en Cangas de Narcea.

España ocupa la posición 26ª en el Índice Global de Seguridad Alimentaria (GFSI), un exhaustivo informe elaborado por The Economist con el respaldo de la multinacional Corteva Agriscience. Nuestro país cae dos puestos respecto al anterior informe, y se sitúa por detrás de la inmensa mayoría de países ricos, a veinte puestos del Reino Unido, a 15 de Estados Unidos y por debajo de Francia, Italia o Alemania.

España suspende en compromisos políticos sobre acceso a los alimentos y en gestión hídrica, así como en I+D aplicado a la agricultura. También obtenemos una mala nota en el apartado de “volatilidad de la producción agraria”. Sin embargo, España logra el notable en costes de los alimentos, en la red de seguridad alimentaria o en la calidad de proteínas disponibles.

El GFSI analiza el acceso a los alimentos, la disponibilidad, la calidad y la seguridad, así como los recursos naturales y la resiliencia, en los sistemas alimentarios de 113 países de todo el mundo. También estudia las desigualdades económicas, de género y ambientales, así como de recursos naturales.

La pandemia mundial ha puesto de manifiesto tanto las fortalezas como las vulnerabilidades del suministro de alimentos. El informe también recoge la “amenaza inminente” de la crisis climática, la escasez de agua y de suelo que afecta al planeta en su conjunto. Por otro lado, también muestra cómo los gobiernos, las ONG y las empresas afrontan estos desafíos.

La realidad es que España está estancada en este índice, pues en 2012 obtuvo una nota de 73,1 sobre 100, y este año obtiene 73,4. Mejoramos en calidad y seguridad, así como en resiliencia y recursos naturales, pero empeoramos en disponibilidad y en la barrera que puede suponer el precio de los alimentos. El top 3 del índice lo conforman Finlandia, Irlanda y Holanda, y el farolillo rojo es Yemen.

Cambio de jefe en la AESAN

La persona que liderará desde hoy los trabajos para mejorar la posición de España en este índice será Isabel Peña-Rey Lorenzo, que ayer fue nombrada nueva directora de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, en sustitución de la veterinaria Marta García. Peña-Rey es médico y funcionaria y salta a la dirección de la AESAN -dependiente del Ministerio de Consumo- desde la dirección de Salud Pública del Ministerio de Sanidad.

Foto destacada: Comensales degustan carne de ternera en un restaurante, en Cangas de Narcea. EDR

Deja aquí tu comentario