Un bot para luchar contra el despoblamiento

No todos los "bots" los diseña Rusia para influir en procesos electorales en el extranjero. Algunos también buscan un fin noble, como luchar contra el despoblamiento.
0
702
Cartel del Campo de Belchite en una carretera.

Normalmente, cuando escuchamos referencias a un bot suele ser para criticar su origen oculto o los fines oscuros que persigue. Influir en procesos electorales en potencias extranjeras, conseguir inducir decisiones de compra o forzar la viralidad de contenidos en las redes sociales… Son muchas las críticas -muchas veces con razón- que se lanzan contra estos programas informáticos de última generación.

Sin embargo, como toda realidad, los bots también tienen dos caras, y pueden utilizarse para hacer «el bien». Es el caso del bot La Casa Caída (@casacaida) diseñado para luchar contra el despoblamiento y poner de manifiesto el fenómeno de la España vaciada en Aragón.

El programa se dedica, desde el pasado 10 de abril, a mostrar la pérdida de población de los 517 municipios de Aragón que tienen menos de 10 habitantes por kilómetro cuadrado, poniendo así de manifiesto la grave despoblación que sufre esta comunidad.

Los bots pueden servir para un fin noble

La Casa Caída completa su perfil en Twitter con un sitio web de diseño sencillo e innovador que recoge todos los datos y estadísticas, extraídos del INE y de Aragón Open Data. La iniciativa está puesta en marcha «con mucha maña por un maño», como explican desde su propia web oficial.

Esta iniciativa da visibilidad al fenómeno de la despoblación, de especial gravedad en Aragón, un primer paso para luchar contra ella e invertir esta tendencia. Como explica el sociólogo Anchel Reyes en la web del proyecto, «la lucha por la repoblación ha de tener un enfoque integral, generando las condiciones propicias para un buen vivir en nuestros pueblos, fomentando el acceso a un empleo y una vivienda digna, el acceso a una socialización y unos servicios de calidad y el reparto equitativo de los cuidados que todas las personas necesitamos a lo largo de nuestra vida. En definitiva, es necesaria la redistribución de la riqueza y de las decisiones en el territorio y el fomento del buen vivir».

Deja aquí tu comentario