Sanders lleva la artesanía de una mujer rural a la investidura de Biden

La imagen del gobernador de Vermont, Bernie Sanders, ayer durante la investidura de Joe Biden se volvió viral. Los motivos fueron su lenguaje corporal y, sobre todo, sus llamativas manoplas confeccionadas por una mujer de un pueblo de su estado.
0
287

Bernie Sanders, histórico político independiente que actualmente integra el Partido Demócrata, acudió ayer a la investidura del último de sus colegas en ganarle la carrera a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden (Sanders ya había intentado sin éxito convertirse en el candidato demócrata en las elecciones de 2016). Y no pasó desapercibido, su look fue uno de los más comentados durante la jornada.

Reconocido por su estilo sobrio, en consonancia con sus ideales socialistas, y popularmente señalado como “abuelo” de la política norteamericana, Sanders se presentó en el evento con un outfit nada ostentoso pero muy adecuado a las bajas temperaturas que se registraron en el exterior del Capitolio donde tuvo lugar la celebración. Sin embargo, su vestimenta no pasó desapercibida debido a unas manoplas estampadas elaboradas con materiales reciclados.

Manos rurales detrás de sus manoplas

Ante el revuelo que causó la prenda en Internet, su creadora, Jen Ellis, ha dado un paso al frente para explicar que regaló los guantes al gobernador Sanders hace un par de años. “Me encanta que le encanten y los lleve”, ha declarado Jen Ellis ante las cámaras de la NECN, “y me siento totalmente honrada de que los lleve hoy (en la investidura)”.

Parte del éxito de sus guantes es que éstos están realizados con materiales reciclados. La propia Ellis lo explicaba en un tuit: “Están hechos de jerséis de lana reutilizados y forrados con vellón (hecho de botellas de plástico recicladas)”.

Ellis vive en Essex Junction, un pueblo ubicado en el pequeño y rural estado de Vermont. Lejos de sufrir el despoblamiento que padecen muchas localidades rurales de España, en Essex Junction han pasado de 8.591 habitantes en el año 2000 a 9.271 en 2010. En 2018 ya eran 10.929 vecinos y vecinas.

La artesanía es solo un extra para Ellis, quien se dedica a la enseñanza: es profesora de la escuela elemental (equivalente a la educación primaria en España) de Vermont’s Essex-Westford School District.

En Estados Unidos, al igual que en España, también existe una brecha salarial entre el medio urbano y el medio rural así como una brecha salarial entre géneros. Según la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2008 la renta media de los hombres en Essex Junction era de 40.287 $ (algo más de 33.000 € al cambio actual), mientras que las mujeres ganaban una media de 24.142 $ (cantidad que no alcanza los 20.000 € al cambio).

Por eso, muchas mujeres rurales de España han sentido gran simpatía por Ellis. En representación de ellas, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) se ha hecho eco de la anécdota en las redes sociales. En Facebook, FADEMUR daba muestra del gran impacto mediático que han tenido estas manoplas. Gracias al trabajo de Ellis y al gesto de Sanders, muchas personas de todo el mundo hoy ya saben colocar en el mapa el pequeño pueblo de Essex Junction.

Deja aquí tu comentario