Revuelta contra el peaje en las autovías: “No tenemos otra opción”

Las intenciones del Gobierno de imponer peajes generalizados ha levantado indignación en la España vaciada: “La carretera es la única opción”.
0
462
El plan para implantar peajes en las carreteras comenzaría por las autovías para extenderse después a las carreteras de un solo carril por sentido, como esta de Teruel.

Foto: El plan para implantar peajes en las carreteras comenzaría por las autovías para extenderse después a las carreteras de un solo carril por sentido, como esta de Teruel. Autor: EDR.

El plan del Gobierno de implantar peajes en todas las carreteras nacionales de España está despertando la indignación de amplias capas de la sociedad. El descontento está siendo especialmente acusado en la España rural, pues la medida se ve como un nuevo perjuicio a zonas con infraestructuras de transporte muy precarias, en las que el uso de las carreteras es, más que una opción, un imperativo.

Desde la plataforma Soria ¡Ya! han tirado de ironía para criticar la medida, que entraría en vigor en 2024 de prosperar los planes del Gobierno: “Pasamos de no tener autovías a tener que pagar por desplazarnos por carretera”, han lamentado desde su cuenta en Twitter. La plataforma soriana cree que la medida “castiga” a la España vaciada, donde “apenas hay soluciones de movilidad que no sean el vehículo privado.

El plan, que parece no contentar a nadie, pretende comenzar a pagar una cantidad que algunas fuentes cifran en 1 céntimo por kilómetro por usar autovías y autopistas públicas, e implantar después el pago en todas las carreteras nacionales, incluidas las de un solo carril por sentido. La justificación es el gran déficit, cifrado en 8.000 millones de euros, que provoca la conservación de las carreteras.

¿Suicidio político?

Desde FACUA han calificado la medida de “suicidio político de Pedro Sánchez”, refiriéndose a lo impopular de cobrar por unas infraestructuras que los propios ciudadanos ya han pagado, vía impuestos, y que será difícilmente justificable y comprendida por la población. La medida obvia, además, el hecho de que los usuarios de vehículo privado, así como los transportistas, ya pagan cuantiosos impuestos por los propios vehículos, por la matriculación, por la circulación y por el combustible.

La Junta de Andalucía también se ha manifestado en contra de la medida: “en las carreteras de Andalucía no se pagará ni un solo peaje”, ha asegurado su consejera de Fomento, Marifrán Carazo.

Desde Podemos, fuerza política que forma parte del Gobierno de coalición, han surgido voces en contra, desde regiones como Castilla y León o Asturias, desde donde han sido rotundos: “Peajes no”, han sentenciado.

Deja aquí tu comentario