Planas responde al grito balear: la PAC premiará la insularidad

El ministro de Agricultura, Luis Planas, asegura que la futura PAC tendrá en cuenta la situación de la agricultura balear.
0
666

El ministro de Agricultura, Luis Planas, se ha reunido hoy, en Palma de Mallorca, con la consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de las Islas Baleares, Mae de la Concha, con quien ha abordado diferentes aspectos de la aplicación de la futura Política Agraria Común (PAC) en esta comunidad autónoma.

Planas ha remarcado que la PAC debe apoyar de manera prioritaria a los agricultores y ganaderos que más dependen de los ingresos de la agricultura, como las explotaciones familiares y profesionales, sin olvidar a los agricultores “pluriactivos”, ya que juegan un importante papel social y ambiental en amplias zonas rurales.

Luis Planas, con el equipo de la Consejería de Baleares.
Luis Planas, con el equipo de la Consejería de Agricultura de Baleares. Foto: MAPA.

Durante la reunión, el ministro ha señalado que en la elaboración del Plan Estratégico para la aplicación de la futura PAC se tendrán en cuenta las especificidades territoriales y, “por supuesto, una de ellas será la insularidad”.

Ha apuntado que, debido a su carácter insular, agricultores y ganaderos tienen que hacer frente a unos costes de producción adicionales en sus explotaciones, que se suman a la propia fragilidad del sector de las islas.

La pagesia balear clama por una PAC más adaptada

Hace pocos días, UPA lanzaba un grito de auxilio por los agricultores y ganaderos de las islas, y dibujaba un negro panorama. Altos costes, bajos precios y falta de relevo generacional están hundiendo la producción de alimentos en el archipiélago, que ha caído, entre 2008 y 2018, un 22%. Por sectores, ha descendido un 52,1% en cereales, un 7,3% en patatas, un 16,3% en hortalizas y hasta un 55% en el caso de las almendras.

Las cifras no dejan lugar a dudas: los agricultores y ganaderos de Baleares son más pobres que los del resto de España. La renta agraria por explotación es de poco más de 14.000 euros frente a los más de 31.000 de la media de España. En el caso de la ganadería, los sectores retroceden entre un 4,1%, en el caso de la producción de huevos y un 95,2% la producción de aves. El censo de porcino ha disminuido desde 2006 un 40% y el de ovino un 33%. En el caso de las ganaderías de leche, cada año desaparece un 18% de las mismas.

Desde UPA han sido rotundos: “o la PAC se adapta a las peculiaridades de las Islas Baleares, o no será posible salvar a los productores de alimentos”. En estos momentos la PAC discrimina a la agricultura balear. Las ayudas percibidas por hectárea son un 20% inferiores a la media española: 117,58 euros frente a los 144,32 euros.

UPA ha pedido que en el nuevo Plan Estratégico de la PAC se defina una Región Insular Balear con un valor por derecho adecuado para apoyar a los productores y favorecer el relevo generacional. Entre 2008 y 2018 se incorporaron a la agricultura y ganadería en Baleares 668 jóvenes, de los cuales 467 percibieron ayudas de la PAC y 201 lo hicieron sin contar con ningún apoyo. Si en España el porcentaje medio de explotaciones agrarias cuyos jefes son menores de 40 años es de 8,6%, en Baleares el porcentaje se sitúa en el 6,8%.

UPA ha pedido también reforzar los pagos asociados contemplando la insularidad para sectores como el vacuno de leche, vacuno de carne, ovino, caprino y frutos secos. También piden compensar los sobrecostes del transporte de insumos y proteger especialmente a los pequeños agricultores pluriactivos. Sin olvidar los ‘ecoesquemas’, que pueden y deben apoyar a los agricultores y ganaderos de las islas.

Mensajes que el ministro escuchó anoche en la cena que compartió con representantes de las organizaciones profesionales agrarias de Baleares, con cooperativas agroalimentarias y con las Denominaciones de Origen Protegidas de las islas. De sus últimas afirmaciones parece desprenderse que ha captado el grito de auxilio de la pagesia balear.

Foto destacada: Paisaje rural en la isla de Menorca. EDR.

Deja aquí tu comentario