Garganta de los Montes (Madrid)

No es tonto, lo siguiente

Por desgracia este dicho también ha llegado al mundo rural y no solo para tonto. Mira que hay formas de decir tonto, y lo siguiente.
0
1295


Un hombre cincuentón sale del banco en un pueblo y se tropieza con un conocido unos años mayor que él. Hablan bastante bajo, pero cuando se despiden, el segundo dice en voz alta: “ya sabes fulanito no es tonto, lo siguiente”.

Me sorprendió que esta expresión tan manoseada últimamente para todo, también se usara en el pueblo. Y es que la televisión y las redes sociales son capaces de cambiar el lenguaje llano, de toda la vida y clásico del mundo rural. Eso de “no es tonto, lo siguiente” creo que lo dijo el señor mayor que el cincuentón como signo de modernidad; como que estaba al día de lo último y quería que lo escucharan los que estábamos cerca en la calle.

Sin embargo, a mi me parece cursi y poco afortunada, porque mira que hay maneras usadas siempre en los pueblos para llamar a alguien tonto. O incluso para llamarle lo siguiente. Comencemos.

  • Eres más tonto que Abundio que corría solo y llegó segundo.

Al parecer Abundio era un nombre antaño muy popular en la España rural por el culto que se tenía a san Abundio, un presbítero originario de Córdoba que, a pesar de ser martirizado por los árabes, se negó a desdecirse de sus injurias al Corán. Así que muchos creen que fue ese santo el que dio origen al dicho popular.

Otros piensan que al ser un nombre muy frecuente entre la gente de pueblo, llevó a dichos como “eres más tonto que Abundio que se fue a vendimiar y llevó uvas de postre”.

Que no se ofendan los españoles con este nombre y sigamos con otros tontos:

  • Tonto del haba.
  • Mas tonto que el asa de un cubo.
  • Tonto de atar.
  • Más tonto que mandado a hacer de encargo.
  • Tonto de las narices.
  • Tonto del culo.
  • Tonto de los cojones.
  • No es más tonto porque no se entrena. (Este es algo más moderno)
  • Más tonto que Pichote.

Se cree que este nombre viene de Picciotto, un gangster enemigo de Al Capone que en plena guerra de las bandas criminales, al tal Picciotto le dieron un soplo falso que le hizo entrar en un bar donde lo mataron. Y de ahí vendría lo de “más tonto que Pichote”.

  • Eres más tonto que un calabacín.
  • Eres tonto de capirote.
  • Eres más tonto que Pepe Leches.
  • Tontilán.
  • Tontarrón.

Por supuesto que se usan más dichos. Así que jueguen si quieren a recordar alguno más.

  • Ha llegado para quedarse.

Ya solo falta que alguien del pueblo suelte este dicho tan sobado en los últimos meses por muchos jóvenes y no tan jóvenes chillones periodistas de la radio y de la televisión cuando quieren decir que algo ha arraigado entre la población. Por favor, rurales, no hagamos el ridículo como tanto comunicador.

Deja aquí tu comentario