Más habitantes y menos servicios: A la España Vaciada no le salen las cuentas de la sanidad

Organizaciones de la España Vaciada advierten de que el desmantelamiento del sistema sanitario en el mundo rural precariza los servicios. Llaman a colgar una prenda blanca en el balcón para denunciarlo.
0
216
Protesta por la sanidad en el municipio soriano de Villar del Río.

Una prenda blanca en el balcón. Con ese símbolo las organizaciones de la España Vaciada en Castilla y León quieren denunciar la precariedad de la sanidad en el medio rural. Una precariedad que no es nueva, pero sí es más grave en estos meses de verano, cuando la población se multiplica y los efectivos sanitarios se reducen.

“Las cuentas no salen”, aseguran. “Este desmantelamiento de lo público, que hace que cada vez haya menos recursos (especialmente profesionales) se agudiza verano tras verano”. El verano es la época del año en la que los pueblos incrementan su población, coincidiendo con el periodo en el que menos sanitarios trabajan en ellos, “haciendo que una vez más se vean las costuras de nuestro sistema sanitario y su incapacidad para atender en condiciones dignas a toda la población del mundo rural”, explican.

Para denunciar esta situación, desde las organizaciones vinculadas a la España Vaciada que defienden una sanidad rural digna se anima a realizar un gesto reivindicativo: colocar una prenda blanca en los balcones o ventanas de las casas, para hacer ver la necesidad de ser atendidos en los consultorios locales con personal y medios suficientes.

La escasez de medios –aseguran– no es fruto de la situación sanitaria actual, sino que es el resultado de “años de desinversión y olvido que se ha tenido desde la Consejería de Sanidad hacia los pueblos, deteriorando de forma continua los recursos materiales y personales de la atención primaria rural”.

Foto: Protesta por la sanidad en el municipio soriano de Villar del Río. Autor: Joaquín Terán.

Deja aquí tu comentario