Los pequeños hortelanos vuelven al trabajo en toda España

Desde el pasado jueves está permitido en toda España el trabajo en los huertos de autoconsumo. Estas son las condiciones para los pequeños hortelanos.
0
784
Huerto ecológico

La desescalada iniciada en España, que permitirá ciertas actividades que se prohibieron por la llegada del coronavirus, deja a los propietarios o cuidadores de huertos y parcelas acceder a estos para el autoconsumo a partir del pasado jueves 30 de abril. Todo ello con medidas de distanciamiento, protección, y siempre que este se encuentre cerca de la localidad del domicilio.

En qué condiciones se puede acudir a los huertos a partir del 30 de abril

El Ministerio de Sanidad publicó el pasado jueves una orden que autoriza el trabajo en los huertos de autoconsumo en toda España, siempre que esté ubicado del municipio de residencia del interesado o en municipios adyacentes. Requisito de cercanía que quedará invalidado en el caso de cuidado de animales o en aquellos casos en que la situación socioeconómica del interesado dependa de los trabajos en la huerta. En esos casos el desplazamiento no tiene un límite concreto de distancia.

La orden del Gobierno establece que los desplazamientos se realizarán de forma individual, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada, y por el tiempo indispensable.

Ir al huerto, diferente según cada comunidad autónoma durante estas semanas

Sin embargo, hasta el sábado, en muchas comunidades se ha seguido sancionando a los propietarios de los huertos de autoconsumo al acudir a trabajar. Con lo cual, estos pequeños hortelanos no han podido continuar los cultivos de los que dependen en gran parte sus medios de vida, económicos y familiares.

Muchos colectivos, asociaciones y organizaciones pidieron al Gobierno que se flexibilizaran las restricciones que obstaculizaban el acceso a sus huertos para el autoconsumo. Sin ir más lejos, UPA pedía el pasado 17 de abril que el Gobierno autorizara el trabajo en huertos y propiedades familiares en toda España. Agregando que si se permite la adquisición de productos en un supermercado, donde existe un gran riesgo de contagio, se debería permitir a los que “acuden en solitario, en su propio vehículo, a pie o en bicicleta, trabajan y vuelven a su domicilio, por lo que el riesgo para la salud pública es nulo”, acudir a sus huertos.

Por otro lado, la normativa que existía hasta ahora no era del todo clara. Lo que ha conllevado que muchas Comunidades Autónomas hayan permitido el cultivo y otras no. Por ejemplo, algunas como La Rioja, Asturias o Aragón, permitían que se realizara esta actividad, en casos de “vital importancia para la supervivencia”. En otras como la Comunidad de Madrid y Cataluña ha estado permitido el cultivo y siembra en los huertos de autoconsumo.

En esta última, se consiguieron más de 23.000 firmas a favor del colectivo de pequeños hortelanos, lo que hizo rectificar al gobierno catalán, que finalmente permitió la recolección de productos necesarios para el autoconsumo. También Navarra ha permitido en estos días acudir a la huerta dos veces por semana.

En Euskadi o en municipios como Sevilla o Gandía, en Valencia, se ha permitido acudir durante un tiempo limitado. En Galicia la Xunta ha permitido ir a los huertos “sin que el desplazamiento pueda suponer una distancia superior a 500 metros de su vivienda habitual”.

No obstante, otras comunidades como Castilla-La Mancha o Castilla y León han sido las que más dificultades han puesto para que los pequeños agricultores acudieran a sus huertos. En la ciudad de Valladolid se prohibió que unos cuatrocientos jubilados pudieran cultivar los terrenos que les fueron cedidos por un convenio municipal.

En Cantabria, las Islas Baleares y las Islas Canarias, tampoco se ha permitido a los hortelanos acudir a sus parcelas, que han demandado flexibilidad para no perder lo que ya estaba plantado. Otras regiones como Murcia o Extremadura tampoco han puesto facilidades al desplazamiento a los huertos.

Deja aquí tu comentario