Las respuestas a las seis preguntas clave sobre el pan

La respuesta a si el pan engorda y otras cinco preguntas clave sobre uno de nuestros alimentos más míticos.
0
295
Pan

El pan es un alimento clave en nuestros pueblos y ciudades, formando parte de la pirámide de la Dieta Mediterránea. Esta semana, en concreto el día 16 de octubre, se celebra el Día Mundial del Pan. El sector productor, representado por la interprofesional de Cereales Panificables y Derivados (INCERHPAN), ha querido responder a las muchas dudas que surgen sobre el consumo de pan y sus efectos sobre el organismo.

De la mano de Beatriz Navia Lombán, doctora en Farmacia y profesora titular del departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, damos respuesta a seis clásicos interrogantes sobre el pan y sus efectos en la dieta.

¿El pan engorda?

Ningún alimento tiene la capacidad de engordar o adelgazar por sí mismo. El aumento de peso se produce cuando consumimos más energía de la que gastamos. Hay alimentos que nos aportan más energía que otros, pero el pan, en concreto, tiene un aporte calórico moderado (unas 250 kcal/100 g) y apenas contiene grasa. Además, el pan contiene fibra, especialmente el integral, favoreciendo un efecto saciante, por lo que podría así verse disminuido el consumo de otros alimentos de mayor contenido energético.

¿Se puede prescindir del pan en una dieta equilibrada?

El pan resulta un alimento valioso desde el punto de vista nutricional. Aporta fundamentalmente hidratos de carbono complejos (almidón), cierta cantidad de proteína vegetal y muy poca grasa, y, además, si es integral, una cantidad importante de vitaminas, especialmente vitaminas del grupo B, minerales y fibra.

Todo ello ayuda a equilibrar la dieta y a alcanzar los objetivos nutricionales de una alimentación saludable, ya que aumenta la cantidad de hidratos de carbono que se consumen (que son deficitarios en la dieta española), reduce la de proteínas y grasas (cuya ingesta suele ser excesiva) y contribuye de forma importante al aporte de fibra y a alcanzar las ingestas recomendadas de vitaminas y minerales.

¿Es bueno comer pan todos los días?

Todas las guías alimentarias aconsejan incluir, dentro del contexto de una dieta equilibrada, de 4 a 6 raciones de cereales y derivados al día, entre los que se incluyen, el pan, arroz, pasta, cereales de desayuno, otros cereales y, en algunas guías alimentarias, las patatas. Recomendaciones que podrían ser cubiertas a partir del consumo de cualquiera de estos alimentos, siendo lo más aconsejable la variedad.

Sin embargo, considerando los hábitos alimentarios de la población española, en los que la pasta o el arroz no son alimentos que se consuman a diario y mucho menos varias veces al día, al igual que el resto de los alimentos incluidos en el grupo, como otros cereales, los cereales de desayuno o las patatas, el pan pasa a ocupar un papel fundamental a la hora de cumplir con el número de raciones/día aconsejado de estos alimentos, ya que de acuerdo con nuestras costumbres, se trata de un alimento fácil de incluir en la dieta varias veces al día, pues se integra fácilmente en cualquiera de las comidas.

El sector del pan ha lanzado un sello que recomienda el consumo de al menos dos raciones de pan al día de cuatro dedos cada una.
El sector del pan ha lanzado un sello que recomienda el consumo de al menos dos raciones de pan al día de cuatro dedos cada una.

¿Engorda más la miga que la corteza?

La corteza y la miga del pan son dos partes de un mismo alimento, por lo que contienen los mismos nutrientes. La única diferencia entre ellas radica en el contenido en agua, ya que la corteza se deshidrata durante el proceso de horneado, por lo que contiene menos agua que la miga. Teniendo en cuenta que el agua no aporta energía, es por ello por lo que, a igualdad de peso, la corteza tiene mayor cantidad de calorías que la miga.

¿Tiene el pan integral menos calorías que el pan blanco?

El pan integral y el pan blanco aportan más o menos la misma cantidad de kilocalorías por 100 g de alimento, con una diferencia de unas 40 kcal por 100 g menos, en el caso del pan integral, por lo que en cuanto a calorías no habría gran diferencia. La principal diferencia en cuanto a valor nutricional entre estos dos tipos de panes radica en su contenido en fibra, vitaminas y minerales, que es bastante superior en el pan integral con respecto al blanco, por lo que presenta ventajas adicionales en este sentido.

¿Tiene el pan sin sal menos calorías?

Puesto que la sal no aporta energía, no existen diferencias en este sentido entre estos dos tipos de panes.

Deja aquí tu comentario