Filomena dejó en España el agua que consumen las poblaciones en todo un año

Las estimaciones de AEMET cifran en 5.000 hectómetros cúbicos la nieve que dejó la histórica borrasca Filomena.
0
599
Fotografía por satélite de la nieve dejada por Filomena en España. Agencia Espacial Europea.

La borrasca Filomena, que golpeó España entre el jueves 7 y el sábado 9 de enero, y que pocos olvidarán, ha dejado una importante capa de nieve en una extensión amplia de la península ibérica. Se estima que la nieve cubrió una superficie de unos 256.000 km2, algo más de la mitad del país. Esta acumulación se convertirá en un aumento de la reserva de agua durante el resto del año, principalmente en zonas de montaña.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a partir de la información de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y las imágenes de satélite, ha estimado en unos 5.000 hm3 la cantidad de aportaciones de agua que ha dejado el paso de la borrasca Filomena.

Se calcula que el volumen total de recursos hídricos en España ronda los 100.000 hm3 al año, la capacidad total de los embalses españoles es de unos 55.000 hm3 y en estos momentos almacenan unos 28.000. El volumen estimado de agua que se reutiliza es del orden de 380 hm3 al año y la desalación ronda los 540 hm3. La demanda anual de agua es del orden de 32.000 hm3 y el abastecimiento a poblaciones es del orden de 5.000 hm3 por año.

AEMET ha explicado que estos resultados deben entenderse como una estimación inicial que irá comprobándose según vaya generándose la fusión nival y se materialice en incrementos de los caudales en ríos, volúmenes en los embalses e incrementos de los niveles de los acuíferos.

Por zonas, destacan las demarcaciones del Ebro, del Tajo y del Júcar como aquellas donde Filomena dejó más agua en forma de nieve. Les siguen el Guadiana, el Duero y las cuencas catalanas.

Deja aquí tu comentario