El gallo Maurice podrá seguir cantando

Un tribunal da la razón al gallo Maurice y a sus dueños frente a una denuncia por ruido excesivo.
0
169
El gallo Maurice y su propietaria. Foto: Twitter Almudena Ariza

La justicia francesa ha dado la razón a los propietarios del gallo Maurice, que había sido denunciado por sus vecinos ante las molestias que les provocaba su canto.

El caso tiene muchas similitudes con el de las gallinas ruidosas de Soto de Cangas (Asturias), pero el resultado en esta ocasión –y tras dos años de proceso legal- ha sido muy diferente.

El Tribunal de Rochefort ha impuesto a los denunciantes, una pareja originaria del centro de Francia que tiene su segunda residencia en Saint-Pierre-d’Oléron, el pago de 1.000 euros por daños y perjuicios a la dueña del gallo, Corinne Fesseau, según ha recogido Efe. Además, tendrán que abonar los gastos del procedimiento y no hay posibilidad de recurso.

El tribunal ha considerado que los querellantes no han presentado pruebas suficientes de que el gallo Maurice hiciera un ruido excesivo y además estimó que un animal doméstico como este puede vivir en una localidad rural cuando no está en el centro. El gallinero se encuentra muy próximo a la casa de la pareja denunciante en un pueblo que tiene 7.000 habitantes en invierno, y cinco veces más durante las vacaciones de verano.

El caso se ha convertido en un símbolo del conflicto entre la realidad de la vida rural y las exigencias de los nuevos pobladores que acuden a los pequeños municipios. Una campaña recogió 140.000 firmas de apoyo al gallo Maurice y se han impreso y vendido miles de camisetas con el lema “Apoyo a Maurice”. El caso ha saltado también a los medios de comunicación de todo el mundo.

Deja aquí tu comentario