El Defensor del Pueblo tilda de inaceptable la desigualdad del medio rural

La institución que dirige Fernández Marugán dedica un suplemento especial de su informe anual al reto demográfico. La brecha urbano-rural es “incompatible con los principios constitucionales de equidad e igualdad”, asegura.
1
1641
Calle de un pueblo de Extremadura

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha entregado hoy el Informe Anual 2018 de la institución a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet y al presidente del Senado, Manuel Cruz.

El fenómeno de la despoblación ha cobrado tal importancia que la institución, regulada por la Constitución, ha dedicado un suplemento de 113 páginas a analizar la situación demográfica de España. El capítulo 8 de dicho documento se dedica enteramente al problema de la España vaciada.

La desigualdad que sufre el medio rural no es aceptable

La institución ha sido muy tajante en su informe, en el que llama a “aplicar políticas urgentes de Estado” para atajar el problema de la despoblación de las zonas rurales, una situación que “no es aceptable en una sociedad moderna como la nuestra”.

El Defensor del Pueblo ha querido dejar claras las distintas vertientes del problema del despoblamiento, que resume en todo caso en una “flagrante desigualdad”. “Desigualdad en el acceso a servicios básicos como sanidad, educación, transporte, banca y banda ancha”, entre otros.

Para la institución, el problema de la despoblación es “una cuestión de derechos y libertades, pues lo que está en debate es el principio mismo de igualdad, y eso afecta a todos los españoles, vivan donde vivan”, afirman.

El Defensor del Pueblo, Fernández Marugán, en el Congreso de los Diputados
El Defensor del Pueblo, Fernández Marugán, en el Congreso de los Diputados

El Defensor ha anunciado que ha iniciado actuaciones con el Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico y con las comunidades autónomas de Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y La Rioja, para conocer los planes e iniciativas que tienen previsto realizar para afrontar el reto demográfico

La gravedad del problema, en cifras

El informe del Defensor ha recogido numerosos datos para demostrar de forma fehaciente la gravedad de la despoblación que sufre la España rural. Por ello, explican cómo solo 148 municipios (menos del 2% del total) de más de 50.000 habitantes, observamos que concentran el 53% de la población total de España.

La población española se ha multiplicado por 2,5 desde 1900, mientras que un 70% de los municipios han perdido residentes. En ese lapso de tiempo, un gran número de personas se han desplazado del mundo rural al urbano, que ha pasado de agrupar un 50% de la población a un 87%, mientras que en las zonas rurales solo ha permanecido el 13% restante. En consecuencia, alrededor de un tercio de los habitantes del país vive ahora en las 52 capitales de provincia, que han multiplicado por casi 5 veces su población desde principios del siglo pasado.

Gráfico que muestra la gravedad del despoblamiento recogido en el informe del Defensor del Pueblo.

Las series históricas del padrón permiten constatar que la última crisis económica ha agravado el problema “de forma devastadora”, según el informe del Defensor del Pueblo, que recoge también un trabajo de Pilar Burillo-Cuadrado, investigadora de la Universidad de Zaragoza, que ha elaborado un mapa en el que destaca que solo el 5% de la población española vive en el 54% del territorio. Este territorio corresponde a 4.375 municipios, que son, igualmente, el 54% de los 8.131 municipios que existen en nuestro país. Triste coincidencia.

1 comment

  1.  

  2. Avatar
    maria josefa coca 12 junio, 2019 at 23:41 Responder

    Deseo que todos estos estudios no se queden en el cajón del olvido , estamos muchos pueblos y aldeas con esta situación del despoblamiento y haciendo cábalas cuantos años nos queda como pueblo o aldea . Yo vivo en una aldea que se llama Morente pertenece a Bujalance de Cordoba y hay que darse prisa si no queremos que desaparezca hay que ponerse a trabajar en serio ,hacer proyectos de futuro ya sea como segunda vivienda , dándole al pueblo más servicios y como pueblo para mayores como una residencia abierta como ya hay pueblos que se lo están planteando , solo pido que ya no se puede dejar más .

Deja aquí tu comentario