El campo se llena de jefas

¿Sabes cómo ha aumentado el número de mujeres jefas de explotaciones agrícolas y ganaderas? La respuesta está en el nuevo Censo Agrario.
0
593

Entre los múltiples ámbitos de análisis que ofrece el nuevo Censo Agrario hay uno especialmente interesante, el que hace referencia a los jefes y jefas de explotación, porque refleja la realidad social del campo y los cambios que se están produciendo en este colectivo, formado en 2020 por 914.871 personas de ambos sexos, un 7,6% menos que el censo anterior, realizado en 2009.

Un descenso global que, sin embargo, encierra evoluciones muy diferentes por sexos. Los jefes de explotación son ahora un 15,8% menos que en el censo anterior, con un total de 653.237. Por el contrario, las jefas de explotación han aumentado un 28,6% entre 2020 y 2009, hasta llegar a un total de 261.634.

Para la elaboración del Censo Agrario, el INE define al jefe/a de explotación como “la persona física responsable de las actividades financieras y de producción, corrientes y cotidianas de la explotación agrícola. En general, el jefe de explotación coincide con el titular. Cuando no es así, puede ser un miembro de la familia del titular u otra persona asalariada”.

Y en este último matiz hay también una evolución muy llamativa, porque en aquellas explotaciones en que el jefe es distinto del titular, el número de mujeres jefas ha aumentado en diez años un 72,2%, mientras que el de hombres disminuye un 26,4%.

Un grito de socorro: en el campo hacen falta más jóvenes

Donde los datos se igualan para hombres y mujeres es en la edad media de los jefes y jefas de explotación. En el caso de los hombres, la media nacional es de 61 años y en las mujeres incluso algo superior a 62 años.

Pero lo más grave pensando en el futuro es el reparto por tramos de edad. Sobre el total de 914.871 personas de ambos sexos que figuran en el nuevo Censo Agrario como jefes/as de explotación, tan solo 4.460 tienen menos de 25 años, otros 31.627 entre 25 y 34 años, algo más de 91.000 entre 35 y 44 años, unos 176.000 están en la franja siguiente de 45 a 54 años, 233.600 entre 55 y 64; y por último, el colectivo más numeroso, en la franja de 65 y más años, que supera las 378.000 personas, de las que 266.000 son hombres y 112.000, mujeres.

Un problema que se observa a nivel nacional y se repite, aunque con algunas diferencias, en todos los territorios, hasta el punto de que, en los censos por comarcas, en ninguna de ellas se alcanza el 40% de jefes/as de explotación menores de 45 años.

Si esta misma observación se realiza por comunidades autónomas, la realidad es aún más dura.

En la situación más extrema se sitúa la Comunidad Valenciana, con apenas un 9% del total con menos de 45 años, unas 9.000 personas sobre el conjunto de 100.000 jefes y jefas de explotación.

A continuación, los porcentajes de jefes/as de explotación menores de 45 años están en torno al 12% en Galicia, Castilla-La Mancha, Navarra y la Comunidad de Madrid, son un 13% en Baleares, un 14% en Castilla y León; alrededor del 15% están Andalucía, Extremadura, Aragón, Cataluña y Región de Murcia; y próximos al 17% en Canarias, País Vasco y La Rioja.

En esta tendencia general, destacan en sentido contrario Cantabria, con un 26% de sus jefas y jefes de explotaciones menores de 45 años en 2020, y Asturias con un 21%.

En definitiva, el campo necesita con urgencia un esfuerzo colectivo, institucional y social para rejuvenecer a los y las responsables de las explotaciones agrícolas y ganaderas, que en su inmensa mayoría son de carácter familiar.

Hay más jefas en el norte

Volviendo, por último, al análisis de los datos relativos al empoderamiento de las mujeres en el campo, los datos del Censo Agrario por comunidades autónomas revelan que Galicia, Asturias y Cantabria son los territorios con porcentajes más elevados de jefas de explotación, llegando en las dos primeras a más que doblar la media nacional.

Así, sobre el censo total de Galicia, un 48% son mujeres. Un conjunto de 75.500 jefas que, distribuidas por provincias, son mayoría en Pontevedra (54% del total) y A Coruña, con el 52%; habiendo comarcas que superan el 60%, como en la montaña de Pontevedra o las comarcas más septentrionales de A Coruña.

Para más información

¿Quieres saber cuantos hombres y mujeres se dedican a la agricultura y la ganadería en tu pueblo?

En este enlace de la página web del INE se puede consultar información muy detallada sobre los jefes/as de explotaciones a nivel territorial, hasta llegar a los datos locales de cada pueblo.

Fotografía destacada: Una agricultora se dispone a aplicar tratamientos en sus campos en Novés (Toledo). Autor: Joaquín Terán

Deja aquí tu comentario