Alimentos solidarios durante el confinamiento

#Alimentos_solidarios, un ejemplo de solidaridad circular durante la pandemia: ganaderos y personas vulnerables, unidas por Fademur y Red Eléctrica.
0
267
Donación de leche en Málaga, gracias al proyecto Alimentos solidarios

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) y Red Eléctrica de España han hecho hoy balance del proyecto #Alimentos_Solidarios, que ambas organizaciones han desarrollado desde el 6 de abril hasta el pasado viernes 8 de mayo, coincidiendo con los peores momentos de la pandemia de COVID-19. Las cifras, “enormes”, han satisfecho a sus responsables: 135.000 raciones de alimentos donados en 24 provincias de 13 comunidades autónomas.

Sin embargo, desde FADEMUR apuntan que “son los pequeños datos los que hacen grande este proyecto único”. Su presidenta, Teresa López, ha explicado que con esta iniciativa «hemos podido ayudar a poblaciones del interior del país, que están acostumbradas al anonimato y a no recibir atención ni ayuda de fuera. Por eso ha sido tan especial ponerlas sobre el mapa de la solidaridad durante la peor crisis de la historia reciente de España”, y ha señalado localidades como Aras de los Olmos (374 habitantes, Valencia), Villarino de Sanabria (31 habitantes, Zamora) o Lagrán (157 habitantes, Álava).

En estos lugares, #Alimentos_Solidarios ha ayudado a casi setenta pequeños productores y productoras responsables de las 17.607 raciones de queso fresco, 12.000 de leche, 2.814 de huevos de corral, 62.200 de frutas y hortalizas, 20.000 de aceite y 20.679 de carne donadas por el proyecto.

Antonio Calvo Roy, director de Sostenibilidad de Red Eléctrica, ha mostrado la satisfacción y el orgullo de la compañía por impulsar iniciativas como #Alimentos_Solidarios, porque “respalda a personas con nombres y apellidos, a las que queremos apoyar para que no tengan que renunciar a su trabajo ni a su vida en el entorno rural, tan necesitando de ayudas, de forma digna y sostenible”.

Por comunidades, en Andalucía se han donado 62.721 raciones de alimentos, en Castilla y León 24.740, en Euskadi 15.000, en la Comunidad de Madrid 10.210, en Castilla-La Mancha 5.928, en Extremadura 5.442, en La Rioja 2.485, en Galicia 2.368, en Aragón 1.600, en la Comunidad Valenciana 1.464, en Canarias 1.392, en Islas Baleares 1.260 y en la Región de Murcia 690.

Solidaridad del campo a la mesa

El proyecto #Alimentos_solidarios se concibió para ayudar de manera inmediata a explotaciones familiares en crisis a la vez que a personas desfavorecidas. Y es que el cierre de canales de comercialización (como los restaurantes y mercadillos), así como los cambios de hábitos de consumo en los hogares, ha afectado mucho a ciertas producciones agroalimentarias. Además, estas y otras restricciones de la actividad también han impactado en el resto de la sociedad, produciendo un aumento de las demandas de asistencia por parte de muchos colectivos vulnerables.

Por eso, FADEMUR y Red Eléctrica lanzaron #Alimentos_solidarios el pasado 6 de abril. Con la ayuda de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) para mapear y contactar con los pequeños productores y productoras agroalimentarias, sus responsables han podido adquirir diariamente producciones en crisis que, de otra forma, terminarían convirtiéndose en desperdicio alimentario o engrosando el stock congelado, lo que prolongará en el tiempo los bajos precios para esas producciones.

Los alimentos adquiridos han sido posteriormente distribuidos entre las personas que más los necesitan. Para hacérselos llegar, FADEMUR y Red Eléctrica se han apoyado en las organizaciones locales que venían trabajando previamente en la zona. Así, han colaborado con #Alimentos_solidarios Chefs for Spain (la iniciativa de World Central Kitchen), Mensajeros de la Paz, Banco de Alimentos, Cruz Roja, Almería Acoge, CEPAIM y Cáritas, entre otras muchas.

Por último, el diseño de este proyecto solidario ha tenido en cuenta la geografía para reducir el impacto medioambiental y aumentar el impacto socioeconómico. “Al realizar las donaciones en puntos cercanos a los lugares de producciones de los alimentos, hemos conseguido reducir la huella de carbono provocada por el transporte y, a su vez, contribuir a la cohesión económica y social e la zona”, han concluido desde las entidades organizadoras.

Deja aquí tu comentario