#AgricultoresAlLímite, día 3. Miles de personas colapsan Jaén y Castilla y León

Los agricultores paralizan la provincia de Jaén y celebran multitudinarias marchas en Salamanca, Zamora, Palencia y Burgos. Mañana protestarán en Soria y Ávila. En las próximas semanas ya hay convocadas otras siete manifestaciones. Por el momento no parece que el Gobierno vaya a tomar medidas para frenar las movilizaciones.
0
331
Manifestantes, hoy en Zamora. Foto: UPA

Con los ecos de los porrazos ayer en Don Benito aún resonando, había gran expectación por saber cómo se desarrollarían las protestas convocadas hoy por las organizaciones ASAJA, COAG y UPA en Jaén y en cuatro capitales castellanoleonesas: Salamanca, Zamora, Palencia y Burgos.

Los convocantes manifiestan su satisfacción por el transcurso de las machas, que califican de “rotundo éxito” y culpan de los incidentes violentos de ayer a «grupúsculos de exaltados» fuera de su control. Versión que ha sido avalada por el propio ministro Planas y por la delegada del Gobierno en Extremadura.

Hoy, las protestas han transcurrido apenas sin incidentes, salvo en La Carolina (Jaén), donde los antidisturbios de la Guardia Civil han realizado pequeñas cargas. Precisamente en uno de los puntos donde los manifestantes no respondían a las “órdenes” de UPA, COAG y ASAJA, que sólo habían convocado protestas en Andújar, Puerto Carretero, Úbeda y Torredonjimeno.

Se consolida pues lo que parece ya una máxima en las últimas protestas de agricultores y ganaderos: la presencia de ciertos manifestantes que no responden a la convocatoria oficial de las OPA sino que van “por libre” y que muestran además un espíritu más exaltado y violento.

En Castilla y León las marchas y tractoradas de Salamanca, Zamora, Palencia y Burgos han transcurrido sin incidentes, pero con una importante participación de agricultores y ganaderos, con centenares de tractores y miles de agricultores y ganaderos cortando el tráfico e inundando las calles con sus exigencias de respeto, precios justos, y de control de la fauna salvaje.

El Gobierno sigue sin reaccionar

A pesar de la contundencia de las protestas, la respuesta del Gobierno se ha limitado a dejar que el ministro del ramo, Luis Planas, afirme entender y compartir los motivos de los manifestantes. Planas sigue defendiendo no disponer de una varita mágica para resolver los problemas del campo, escudándose en el mantra de la “economía social y de mercado” que impide intervenir en los precios de los alimentos.

Argumentos que no parecen convencer a los agricultores, que ven como cada día cierran decenas de explotaciones y se preguntan si mañana será la suya la que tenga que echar el cierre. Por el momento, las protestas seguirán. Mañana, en Ávila y Soria. La próxima semana, en Cantabria, Toledo y Madrid.

Mientras tanto, la oposición comienza a utilizar tímidamente la bronca para atacar al Gobierno. Con mayor claridad por parte de Vox, que identifica a los agricultores y ganaderos como un importante caladero de votos, y con más timidez por parte del PP, cuya actual directiva está muy desierta de voces rurales, poco acostumbradas a ver en los temas agrícolas una materia para hacer política.

Foto destacada: Manifestantes, hoy en Zamora. Foto: UPA

Deja aquí tu comentario