70 años de pesticidas dejan sus efectos en los suelos europeos

Un proyecto ha analizado los efectos en los suelos agrícolas del uso de pesticidas como el glifosato. Los residuos son hasta un 90% mayores que en los suelos ecológicos.
0
565
Pulverizadores echando pesticidas en un campo.

Los suelos agrícolas bajo manejo convencional contienen niveles de pesticidas hasta 10 veces más altos que los suelos de agricultura orgánica según un análisis europeo de los proyectos Diverfarming, Recare e iSQAPER, en los que participan socios como las Universidades de Cartagena y Córdoba, Wageningen (Países Bajos), y organizaciones agrarias como ASAJA, entre otros.

Los pesticidas se han usado en la agricultura europea desde hace más de 70 años, por lo que el control y análisis de su presencia, niveles y efectos en los suelos europeos es una tarea que instituciones y equipos científicos afrontan a la hora de establecer protocolos de uso y aprobación de nuevos productos fitosanitarios.

Además, el conocimiento científico sobre los efectos de los cócteles de pesticidas (mezclas de restos de fitosanitarios) es más limitado aún. En un intento por afrontar esta problemática, un equipo liderado por la investigadora Violette Geissen, de la Universidad de Wageningen (Países Bajos), ha analizado 340 muestras de suelos de tres países europeos para comparar la presencia de cócteles de pesticidas en suelos bajo manejo ecológico y en suelos bajo manejo convencional.

Residuos también en los suelos en ecológico

Las muestras se obtuvieron en cuatro casos de estudio de España, Portugal y Países Bajos con cuatro de los principales cultivos europeos: hortícolas y naranjas en España, uvas en Portugal y patata en Países Bajos. Los análisis químicos revelaron que el contenido total de plaguicidas en los suelos convencionales fue entre un 70% y un 90% más alto que en los suelos orgánicos, aunque en estos últimos también se encontraron residuos.

Mientras que en un 70% suelos convencionales se detectaron mezclas de hasta 16 residuos por muestra, en los suelos orgánicos sólo se encontraron entre 3 y 5 residuos distintos. En estas combinaciones, los residuos que se encontraron con más frecuencia y cantidad fueron herbicidas como glifosato y pendimethalin. Las muestras se recogieron entre 2015 y 2018, y, como no se han producido cambios importantes en términos de gestión, son indicativos de la situación actual y probablemente de otras zonas agrícolas de la UE.

Los investigadores de Diverfarming Violette Geissen, Esperanza Huerta, Coen Ritsema y Nicolas Beriot apuntan a que es necesario un mayor conocimiento de los efectos de estas mezclas complejas y acumuladas sobre la salud del suelo, algo sobre lo que hay “una laguna importante de información”.

El equipo de investigación ha insistido en la necesidad de definir e introducir regulaciones y puntos de referencia sobre pesticidas en suelos que sirvan para proteger la salud del suelo, su biodiversidad y la calidad de la producción de los cultivos. Además, teniendo en cuenta la persistencia de los residuos incluso en suelos bajo agricultura ecológica, sería necesario replantearse el tiempo necesario para la transición de agricultura convencional a orgánica, puesto que debería depender de la mezcla de residuos en el suelo y el tiempo que tarden en desaparecer.

Deja aquí tu comentario